O Opinión

¿Tocó fondo el fútbol?

Después de leer el artículo publicado por mi colega Facundo referente a la situacion que se vive en el fútbol argentino y después de vivir y disfrutar por un momento lo sucedido a los corruptos dirigentes del fútbol mundial, el escándalo en la FIFA, yo me pregunto, ¿tocó fondo el fútbol mundial?

 

Desde que el mundo es mundo siempre existieron los arreglos por debajo de la mesa, no seamos tan ingenuos de pensar que Alemania está siete goles por arriba de Brasil, que Argentina podía ganar el primer mundial en su historia con los acontecimientos que se sucedían en ese país y frente a equipos tan poderosos, que en el 2014 todas las selecciones de primer nivel futbolístico se fueron a casa en la primera ronda.

 

NO ME LO CREO.

 

Muchísimas situaciones desde hace tiempo se vienen dando en el fútbol mundial en especial en los campeonatos mundiales donde arrancando por la elección de la sede, se mueve toneladas de dinero.

 

A quien se le ocurriría hacer un mundial en Sudáfrica, si esta bien, del continente africano se estan importando gran cantidad de jugadores pero eso ¿justifica hacer un mundial allí?

 

Saben las fortunas que se invirtieron en el 2014 para poder realizar el mundial en tierras brasileras, saben que hasta se levantó un estadio millonario en medio de la selva donde ni siquiera hay equipo de fútbol y ademas de eso hubo selecciones que viajaron muchísimas millas para llegar a estas sedes.

 

A quien se le ocurrió la idea de disputar un mundial en Qatar, si esta bien en alguna oportunidad se realizó algún campeonato juvenil en Doha, su capital, ¿y?

 

Si hubo reclamos cuando se realizó en EEUU que los partidos se jugaban con unas temperaturas elevadas, ¿se imaginan lo que puede ser jugar en medio del desierto?

 

Como dije antes, soy un escéptico, no me creo la lesión de Neymar, no creo que haya siete goles de diferencia entre Alemania y Brasil, aunque Brasil juegue con suplentes.

 

No me olvido del penal en 2002 que le regalaron a Brasil contra Turquia, lo de Corea en 2002, lo de Francia 1998... está bien, estaban en casa con un buen equipo, pero ganarle a Brasil con el tremendo equipo que llevó a esa competición... que quieren que les diga, no me la creo.

 

Aquí les dejo una anécdota que sucedió en 1934, en ocasión de la disputa del Mundial en tierras italianas. En una visita de Benito Mussolini a la concetración italiana durante el Mundial dónde se le recordó a los jugadores y a su entrenador, Vittorio Pozzo, que el partido ante Checoslovaquia debía ser para ellos una cuestión de vida o muerte. Literalmente. Las palabras fueron: "Señores, si los checos son correctos, nosotros somos correctos. Eso ante todo. Pero si nos quieren ganar de prepotentes, el italiano debe dar un golpe y el adversario caer...  Buena suerte para mañana señores. Ganen, o si no... crash -corte de cabeza-".

 

El partido llegó con empate a cero al descanso. Cuentan que un emisario de Mussolini le recordó al técnico italiano la consigna del dictador, con una breve nota: "Señor Pozzo, usted es el único responsable del éxito, pero que Dios le ayude si fracasa". Los jugadores italianos tenían claro que cualquier método era lícito para ganar y conservar la vida. En esas épocas era una cuestión de honor, de orgullo... no se podía perder y menos en casa.

 

Me alegro que se comiencen a aclarar las cosas y se pongan tras las rejas a los responsables de todas estas nefastas maniobras que ensucian el deporte más bello del mundo.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]