O Opinión

Juventus respetó su historia

Escrito por Jorge Rowinsky

Cuando se conoció el resultado del sorteo de las dos llaves de las semifinales de la Champions League me dio la impresión, por lo que pude leer, que el único partido que interesaba era el que enfrentaba al Barcelona con el Bayern Múnich.  La otra llave se daba por descontado que definiría a su favor Real Madrid.  Hubo una subestimación terrible a la Juventus, el cuádruple campeón italiano, muchos diarios españoles especulaban con una final soñada, los dos grandes de España.

 

Desde luego, conocido el resultado, es fácil criticar a quienes pensaron así.  Me parece que si se hubiera hecho una encuesta la mayoría habría dado ganador a los merengues.  En mi caso, cuando escribí sobre este tema no me animé a jugármela por los italianos.  Me limité a poner en duda tanto favoritismo.  En realidad, como los partidos hay que jugarlos, pensé que los muchachos de Ancelotti las tenían todas a favor pero mejor dejar un espacio para un resultado sorprendente, como lo fue.  De igual manera aposté a la historia de la Vecchia Signora, que por cierto es una de las más gloriosas de Europa para amortiguar tanto favoritismo.

 

Cuando el árbitro sueco Jonas Eriksson dio por finalizado el partido y el empate clasificaba a la Juve, la cara de Buffon en los festejos era un poema, no era solo el triunfo, había algo más en juego y eso marcó la diferencia.  En el festejo parecía decir, ganamos contra todos los pronósticos.

 

Juventus y Real Madrid son dos de los equipos más poderosos del mundo y no solo por su historia sino que lo son económicamente, mueven fortunas, quizás en mayor grado por parte de los madridistas.  Esa pequeña diferencia jugaba a favor de los españoles.

 

Podemos comparar, Cristiano Ronaldo, Garreth Bale, Karim Benzema con Morata (ex Madrid) y Carlos Tévez, la diferencia de valores de mercado explica el poderío de uno y del otro, podríamos seguir pero la dejamos acá.

 

¿A dónde quiero llegar?  A algo que dije al principio de esta nota, partidos son partidos y los resultados solo quedan sellados al final.  Eso fue lo que pasó, todos pensaron (o pensamos) que ganaba el Madrid menos los jugadores y los fanáticos de la Juventus que entraron en los dos partidos convencidos que no había supremacía merengue.  Una hermosa lección que deberán tener en cuenta los azulgranas, pueden parecer favoritos para alzarse con la copa pero en esta oportunidad nadie se animará a asegurarlo.

 

.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]