O Opinión

Los valores de los jugadores del Atlético Madrid

No quise ver de nuevo el partido, me había tomado el tiempo necesario para dejarlo grabado en la mañana cuando estaba pronto para ir al trabajo, la idea era tener elementos para escribir esta crónica.

Sin embargo la primera impresión fue contundente, el Atlético Madrid hizo bolsa al mejor equipo del mundo.  Puede parecer una exageración, no me interesa el resultado final y esos últimos minutos donde los culés echaron el resto, porque en la cancha fueron muy superiores.



Pueden hacerse mil preguntas o plantear mil hipótesis, lo cierto es que los muchachos de Simeone (el que transformó al Patético Madrid en un club con la grandeza que merece) dieron una lección para la historia, no solo por el juego desplegado sino por la entrega ante un rival que en los papeles era superior.

Unas horas antes un periódico español había colgado una nota donde aparecían los diez mejor pagos jugadores del mundo que participaban en la Champions League, cuatro de ellos pertenecen al Barcelona: Messi, Neymar, Iniesta y Suárez.  La suma de lo ganado en un año por estos jugadores llega a la cifra de 180 millones de dólares.  La suma total de la plantilla de Atlético no llega a ese valor (por ahora).  No estoy cuestionando lo que ganan pues no tengo la menor duda que llegan a esos valores porque hacen mérito para eso, lo que estoy diciendo es otra cosa; en este hermoso juego siempre existe la posibilidad de que el poderoso no sea quien se imponga.

"No me quedo solo con el pase a semifinales, lo que ha ocurrido hoy es más importante que eso.  Hablo de valores de los que hoy en día cada vez hay menos en la sociedad", dijo Simeone en la conferencia de prensa.  "En nosotros hay todo un grupo de gente, dirigentes, utileros, futbolistas e hinchas que están enconlumnados en una línea.  Podremos ganar o perder, pero creemos en los valores que tiene la vida y en que los podemos volcar en el juego.  Hemos ganado un partido tremendamente difícil y ha sido lindo.  Estoy orgulloso de habernos encontrado con un grupo de pibes fantásticos que responden a lo que tienen en la vidas: el respeto, el no dejar de intentarlo, la perseverancia en las dificultades, levantarse, insistir, competir...  Antes de salir al campo le dije: Ustedes tienen grandes valores como personas así que trasmítanlos al juego y este se los va a pagar."  Las palabras del argentino definían una realidad, este equipo es un ejemplo en esos valores a los que hace referencia.

El Barcelona es Messi dependiente hace años, se pensó que la llegada de Neymar y Suárez podían aliviar esa carga pero no fue así.  La estrella rosarina ha entrado en un agujero negro, no se sabe si saldrá, hay muchos elementos negativos que empujan a pensar que le va a ser difícil lograrlo y estos no tienen su origen en la grandiosa calidad que despliega como jugador, sino que viene de afuera, del tentador y siempre traicionero mundo de las finanzas.

 

Estoy sintetizando dos elementos de un collar de hechos a analizar, pero creo que son importantes.  La unidad de juego del Atlético por un lado y el eclipse del mejor jugador del mundo por el otro.

Jorge Rowinsky

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]