O Opinión

Marlos Moreno, el Asprilla paisa

Nikolai Schiskin | Barcelona | @nikoschiskin

A veces el fútbol es nostálgico.  A veces el fútbol evoluciona pero también a veces, el fútbol trae recuerdos.

 

Así como cuando en el año 2005 un jugador que jugaba en las inferiores del Barcelona llamado Lionel Messi recordaba a los aficionados del fútbol a Diego Armando Maradona, en Colombia empiezan a recordar a uno de sus mejores talentos en la historia: Faustino “El Tino” Asprilla.  El culpable es un joven paisa llamado Marlos Moreno.  La historia de Marlos no elude el común denominador.  De hogar humilde, jugaba al fútbol en el barrio Manrique Oriental, de su Medellín natal.  Una vez lo vió el ex futbolista Eladio Tamayo, que quedó enamorado de su juego de habilidad y fantasía.  Entonces, habló con la mamá de Marlos (realmente ella le puso Marlon en honor a Marlon Brando, pero un error en la notaria al escribir el nombre de su pequeño hizo que su nombre terminara en “S” en vez de en “N”), y la convenció de que dejara que el niño de 10 años viviera con él para así empezar su verdadera formación.


Desde que tenía 10 años, comenzó a jugar en la Pony fútbol, una escuela de Leonel Álvarez en la que Tamayo es coordinador que admite a los mejores jóvenes talentos del país y desde los 14 años el Atlético Nacional le echó el ojo.  Sin embargo, solo cuando cumplió los 16, y tras brillar en la Selección Antioquia, Tamayo dió luz verde al traspaso.  Su debut profesional fue el 23 de julio de 2014 contra Águilas Doradas, en Pereira.  Ese día entró a los 26 minutos del segundo en un juego de la Copa Colombia.


Su primer gol profesional lo anotó el 10 de septiembre pasado, en la victoria 3-0 sobre el Cali.  Al final de la Liga, contó cinco dianas y dos asistencias en 17 partidos.  De a poco su nombre empezaba a sonar y con bastante fuerza.  Sorprendió a toda Colombia porque es de ese tipo de jugadores que no les pesa nada y no le tiene miedo a nada.  Con tan solo 19 años jugo la Copa Libertadores como si fuese un veterano con jerarquía y experiencia.  Hace poco fue llamado por José Pekerman para los encuentros de eliminatoria y Marlos al entrar frente a Bolivia en La Paz, dió una asistencia de gol (a Edmin Cardona), salvando a los cafeteros del empate.


Su descubridor, Tamayo, declaro para la web Futbolred.com: "Las habilidades como futbolista las tenía por lo que siempre se destacaba donde jugaba, pero necesitaba de alguien que lo acompañara en el camino.  La educación de Marlos se centró, primero, en los valores, en ser mejor persona".


Actuar como centro delantero, abierto por los costados e incluso como volante de enganche, así como lo hacía "el Tino", es el resultado de la comparación con el ex delantero del Newcastle United, Parma, entre otros.  Su habilidad, su velocidad, su talento y su poder de gol hacen que algunos lo consideren, con razón, como un delantero neto.  Otros, en cambio, creen que es volante ofensivo.  "En la Selección Antioquia era '9', pero fue el profesor Juan Carlos Osorio (ex entrenador de Nacional) el que me puso como extremo por mi velocidad", declaró a los medios colombianos hace unos meses.


Moreno, quien probablemente no permanezca mucho tiempo en el fútbol colombiano, tiene dos grandes obsesiones: ser figura del Nacional y comprarle una casa a su familia.  La primera está muy cerca, porque con apenas 19 años ya es uno de los referentes del equipo verde y uno de los ídolos de la afición.  La segunda seguramente se hará realidad si el club toma en serio alguna de las ofertas que comienzan a llegar por él.  De hecho, al conjunto de le llueven ofertas de todas partes, el Santos de Brasil mostro interés hace pocas semanas, sin embargo el sueño de Marlos es emigrar al viejo continente.


"El profe y mis compañeros me dicen que me preocupe por jugar, por rendir, por divertirme, que lo demás llega en la medida en que me cuide y sea juicioso", declaró Marlos.  La nueva perla cafetera es quizás uno de los jugadores que mas ilusión ha generado en los últimos tiempos en el fútbol local y es que dado sus características, la gambeta y la técnica descomunal con tan poca edad es una joya que si saben llevar y trabajarlo tanto futbolísticamente como psicológicamente puede llegar muy lejos.  Tiempo al tiempo Marlos Moreno.  Apunten ese nombre.

 

 

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]