O Opinión

El inmenso Lionel Messi.

"Es un momento muy especial para mi poder volver a estar aquí después de dos años viendo como Cristiano (Ronaldo) lo ganaba.  Es increíble que sea el quinto, es mucho más de lo que imaginé, que soñaba cuando era chico."  Luego cerró sus escasas palabras con: "Por último quiero agradecer al fútbol en general por todo lo que me hizo vivir, tanto lo bueno como lo malo porque eso me hizo crecer y aprender todo de la vida... Nada más...  Muchas gracias por todo."


El auditorio se llenó de aplausos de gente parada que homenajeaba al mejor del mundo.  Se confirmaba algo de la que nadie tenía dudas, Messi balón de oro 2015.  Hasta sus competidores se habían rendido a sus pies, Neymar y su eterno rival Cristiano Ronaldo.


Cinco trofeos en una carrera de once años en primera división defendiendo (aparte la selección de su país) los colores del Barcelona, historia que comienza un 16 de Octubre del 2004 cuando al mando del holandés Rijkaard debutó en primera división ante el Espanyol, tenía diecisiete.


Todos los títulos que se puedan imaginar (menos la Copa del Mundo y la Copa América), todos los records, que fue rompiendo año a año hasta este último que será muy difícil de superar.


No daría una nota para llenar con los merecidos elogios que se podrían escribir sobre este pequeño genio, que casi todas las semanas llena de fútbol las pantallas de los televisores de todo el planeta.


Xavi Hernández, el legendario capitán del Barça, escribió una carta pública donde desde la perspectiva de un compañero y amigo nos dimensionan la real estatura del rosarino apadrinado por los catalanes.


Algunos de los pasajes de esta hermosa misiva.  "Conocí a Leo cuando llegó al vestuario del primer equipo con 16 años [...] ya se le veía diferente, claro, porque hay cosas que se notan en el primer rondo (de entrada)..." y sigue, "al poco de llegar, en su primer año, nos tocó compartir un viaje y descubrí a un chaval educado, respetuoso, humilde, nada agrandado [...] siendo el más grande, no ha perdido esos valores [...] la suerte que hemos tenido los culés es que viniera al Barcelona.  Sin él, el Barça no sería lo mismo, es la piedra angular de los éxitos del club en los últimos diez años."


Termina con imágenes que definen a Lionel: "... lo que más valoro de él es que es un tío legal.  No te engaña nunca.  Tiene un carácter fuerte y cuando algo no le gusta, no le gusta.  Y no trates de convencerle.  Pero te lo dice en la cara.  Con él siempre tengo la sensación de que no me traicionará jamás.  Si me tiene que decir algo me lo dice y sé que nunca me apuñalará.  Messi solo engaña a los defensas y al portero.  Y eso lo valoro mucho".  Remata con un agradecimiento; "y gracias por jugar como juegas, por tus desmarques, tus goles, tus pases y tus regates, por lo que le has dado al Barça y al fútbol.  Y por ser como eres."


A mis setenta largos años cargados de este hermoso juego, he visto jugadores de la estatura de Schiaffino, Pelé, Maradona, Zidane, Beckenbauer, Cruyff y como frutilla de la torta la vida me regaló el haber disfrutado a uno de los más grande de todos los tiempos, el argentino Lionel Messi.


Como muy bien dice la chilena Violeta Parra, gracias a la vida.


Jorge Rowinsky.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]