O Opinión

Chau "gente de fútbol"

7.495 socios del Club Nacional de Football marcaron un hito en el fútbol uruguayo.  Adiós a los históricos dirigentes, la famosa "gente del fútbol" que conoce la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) al dedillo, sabe cómo tratar con los representantes, hasta dónde exigirle a la TV, manejarse con la prensa deportiva y ganar los campeonatos tanto en la cancha como en los escritorios.

Una estirpe dirigencial que ha dominado a los grandes, Nacional y Peñarol, con buenos y malos resultados, casi siempre apoyada por la masa social veterana que es mayoría en los padrones de ambos clubes.

Pero modelos de negocios basados en la gestión empresarial que han crecido en las instituciones deportivas del primer mundo, sumado a un visión más global de los clubes (vistos como verdaderos clubes con capital social, cultural y económico, y ya no solo como "equipos de fútbol"), han generado en los últimos años un nuevo tipo de directivo, ajeno al "mundo del fútbol", para poner en jaque a los elefantes que dominaban la sabana.

 

Pese a que esos nuevos dirigentes ya habían encontrado su lugar en las estructuras de los clubes e incluso habían construido espacios sociales que los sostenían, aún estaban siempre por detrás de la vieja guardia, sin poder atrapar el dulce puesto de presidente y vicepresidente.  La tradición se rompió este domingo 13 con el triunfo de José Luis Rodríguez y Álvaro Paz en las elecciones presidenciales de Nacional.

 

La Lista 1 del "Puma" recibió 2.975 votos para sentarse en seis de las once sillas de la comisión directiva que conducirá a Nacional de 2016 a 2018.  Su grupo derrotó a un peso pesado como Eduardo Ache, fiel símbolo del directivo metido desde joven en el famoso "mundo del fútbol", una definición diseñada por los propios integrantes de ese mundo que refiere a una industria complicada, donde para festejar partidos y torneos hay que estar empapado de códigos y conocimientos futboleros que solo dan la experiencia y la calle.

 

Esa mirada ha llevado a que tanto en Nacional como Peñarol se repitiera siempre el apoyo a fórmulas presidenciales que aseguraran en las oficinas una presencia experimentada, de dirigentes con chapa, recorrido y facilidad para caminar en el juego de periodistas, auspiciantes, cadenas de TV, FIFA, Conmebol, árbitros y representantes que merodean al fútbol.

 

Pero el domingo 13 los socios de Nacional marcaron el hito, eligiendo lo novedoso, e hipotéticamente ingenuo, por sobre el paso seguro del directivo que carga el perfume de la calle Guayabo.  La Lista 5 comandada por Ache finalizó con 2.321 votos y tres cargos en la futura directiva.  La Lista 20, liderada por Daniel Turcatti, opositora a Ache aunque no tan "outsider" como la de Rodríguez, sumó 2.108 votos y los restantes dos cargos en la comisión.

 

Un trío de espacios que estarán representados en la sala de sesiones Don Miguel Restuccia, que reflejan una elección muy pareja pero sobre todo histórica, donde a los dinosaurios se los bajó de lo alto de la cadena y donde los desconocidos nuevos líderes de la manada deberán demostrar si están capacitados para sobrevivir con éxito en lo salvaje.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]