O Opinión

El efecto Klopp

Nikolai Schiskin | Barcelona
Jurgen Klopp ha necesitado apenas dos meses en el banquillo de Liverpool para conquistar a la Premier y al mundo del fútbol.

El alemán llego el pasado 8 de octubre para ocupar la vacante de Brendan Rodgers que sólo había logrado cuatro victorias en los primeros once partidos de la temporada.  El equipo red reposaba entonces en la décima posición de la Premier y parecía destinado a otra temporada de fracaso sin Champions pese a haber invertido mas de 100 millones de euros durante el mercado de verano (Firmino, Benteke, Milner, Clyne, Ings, Joe Gómez y Bogdan).  Nada funcionaba.  Ni los fichajes ni las figuras de peso del conjunto de Melwood, Coutinho y Daniel Sturridge.


La directiva decidió tomar una decisión antes de que fuera demasiado tarde.  Fuera Rodgers y dentro un Klopp que venía con buena fama tras reconstruir a un Dortmund al que cogió en circunstancias similares.  Las premisas han sido las mismas que le llevaron a triunfar en Alemania: apuesta por los jóvenes, rotaciones, presión alta, líneas juntas y velocidad al contragolpe.  Los resultados se han notado desde el primer día pese a que el calendario y las lesiones se empeñaron en complicarle la tarea (el mas reciente es Daniel Sturridge quien vive un calvario desde hace una temporada con distintas lesiones y recaídas, también Daniel Ings y Joe Gómez cayeron en su primera semana para lo que resta de curso y Henderson, Benteke y Firmino pasaron un tiempo tocados).


Empató a cero en casa del Tottenham en su primer partido, ganó al Chelsea fuera (1-3), goleó al City en el Etihad (1-4) y, por el camino, metió a su equipo en la siguiente ronda de la Europa League (como primero de grupo) y le acercó al título de Copa de la Liga la semana pasada con un impresionante 1-6 al Southampton en los cuartos.  De esta forma ya es octavo en la Premier, a sólo siete puntos del liderato del City, y el reto de entrar en Champions a alguno empieza a quedársele pequeño.


Sólo ha sumado dos derrotas
En doce choques en Premier League suma tres empates (en sus primeros tres partidos) dos derrotas (la última frente al Newcastle en St. James Park) y siete victorias.  Mientras el Liverpool de Rodgers marcó siete goles y encajó diez en sus primeras once jornadas, el de Klopp ha anotado 21 y sólo ha encajado ocho en las mismas citas.  El original técnico alemán y el Liverpool apuntan bien el alto y mas con el mercado de invierno a la vuelta de la esquina donde el ex entrenador del Dortmund tendrá la oportunidad de reforzar el equipo si lo considera necesario.

 

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]