O Opinión

Piqué, Ramos, Cataluña y la selección

La selección española sufrió en los últimos días un terremoto como consecuencia de las pitadas a Piqué en el partido que la roja le ganó 2 a 0 a Eslovaquia por las eliminatorias de la Eurocopa.

 

No era la primera vez, en el amistoso contra Costa Rica en León, el defensor del Barcelona fue también pitado por la afición pareciendo que esta no recordara que Gerard Piqué formó parte de la escuadra que llevó a España a ser campeón mundial.  Era obligatorio preguntarse: ¿Por qué?

 

Hay dos razones; una política, otra deportiva

La primera debido a su presencia en una manifestación de apoyo a la independencia de Cataluña y a una pregunta de un periodista en ocasión de la final de la Copa del Rey, jugada en Barcelona entre los locales y el Sevilla, por una tremenda rechifla mientras por los parlantes se escuchaba el himno español.  El defensa azulgrana respondió: "Tiene que haber libertad de expresión".

 

Lo que se entiende es que parece como partidario de nada, apoya una consulta y defiende el derecho a opinar.

 

La segunda cuando dijo: "Gracias a Kevin Roldán, contigo empezó todo".  Fue en los festejos por la conquista del triplete y luego que Real Madrid perdiera cuatro a cero con el Atlético, ese día Cristiano Ronaldo celebró su cumpleaños a todo trapo a pesar de la dolorosa derrota en el Derby madrileño.  El reggaetonero colombiano participó de la fiesta y colgó en las redes sociales fotos de la fiesta del delantero portugués lo que generó gran bronca en los fanáticos del Madrid.  Hubo más, "que se jodan los del Madrid, que nos vean dar la vuelta" agregó mientras los azulgranas deliraban en los festejos de la triple corona.

 

Me inclino a pensar que ambas situaciones forman parte de la reacción adversa de buena parte de los españoles así como la de los fanáticos del Real Madrid pero lo que no se entiende muy bien es la dureza ante un jugador que llenó de gloria el fútbol español.

 

Esta historia debió haberse terminado ahí, sin mayores consecuencias, más allá del malestar que pudieran sentir Piqué y sus compañeros de la selección, incluido el míster Del Bosque.

 

Sin embargo Sergio Ramos tiró una bomba al manifestarse contrariado con expresiones que de alguna forma ofendían a los hinchas del Madrid, el andaluz no puso en duda las condiciones futbolísticas de su compañero en la línea defensiva de la selección, pero dijo que esas cosas no se hacen.

 

Piqué duplica la apuesta y en una conferencia de prensa declara: "Yo no intento cambiar nada.  No me arrepiento de nada de lo que he hecho, yo soy así y nadie me va a cambiar.  La gente que me pita por la situación entre Catalunya y España, creo que no tienen razón."  Y como respuesta a los enfrentamientos con el tradicional rival, suma un "para mí es sinfonía que me piten en el Bernabéu."

 

Como estamos hablando de dos jugadores estrellas del fútbol mundial no es de extrañar que hubiese tanta repercusión, lo que si no da para discutir es la pasión que genera este juego, incluso para poner frente a frente a dos protagonistas de la talla de Ramos y Piqué, sin olvidar que España está que arde con el tema de la independencia de Cataluña.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]