O Opinión

Copa América: Un final con mucha lógica

Ahora queda la final, Chile comprometido con la obligación de ganar su primera Copa en más de cien años y Argentina con la de seguir demostrándole al continente y el mundo que es un grande en este deporte.

Chile Perú. A la roja le costó un Perú.

Es muy difícil ignorar que la decisión del árbitro venezolano José Argote de expulsar a Carlos Zambrano cuando solo iban 20 minutos de juego influyó en el resultado final, si tenemos en cuenta que tenía amarilla, la decisión fue correcta.  Perú jugó más de las dos terceras partes del partido en inferioridad numérica, en este tipo de competencia es darle al rival una ventaja muy importante que al final se reflejó en el resultado.

 

El infantilismo del zaguero peruano en la jugada que determinó su viaje a las duchas no tiene perdón, comprometió el destino de un equipo que estaba jugando bien.

 

Al final ganó Chile aunque le costó un Perú.  Los locales mostraron debilidades que si no corrigen podrían costarles caro en la final.  Los dirigidos por Sampaoli tienen, no se puede negar, una gran vocación ofensiva, que nace en un mediocampo que claro en lo que hacer y delanteros de destaque, Valdivia en un gran nivel,  aunque aún ha mostrado poco su estrella Alexis Sánchez.  Sin embargo esa necesidad de atacar muchas veces deja en evidencia fallas en la zona defensiva y los rivales que se le animaron les complicaron, el caso de México es un buen ejemplo.

 

Perú hizo eso, atacarlos y antes del incidente Zambrano, dominaba el partido, una pelota en el palo, una atajada importante de Claudio Bravo y alguna otra zozobra.  Con diez, si bien no era un partido parejo, Chile no definía y el gol del triunfo, que fue un golazo, vino como llegado del cielo, cuando nuevamente, como pasó con Uruguay, el empate parecía darse.

 

Al margen de la controversia sobre decisiones arbitrales que parecieron ayudar a Chile, este equipo llega a la final con méritos, creo que clasificó porque hicieron lo que se tenía que hacer para alcanzarla.  Que haya jugado con ventaja numérica contra Uruguay y Perú puede manchar el juego realizado pero no hay dudas que ha sido uno de los competidores más completos de la Copa América.

 

Argentina Paraguay. Un ensayo impresionante previo a la final.

Argentina puso todo en el asador, apareció lo mejor de su juego llenando de fútbol a Concepción.  No solo jugó bien Messi, se sumó Pastore, De María, Agüero, luego Higuaín brindando un show que dejó bien claro que son favoritos para llevare la Copa a Buenos Aires.  Un regalo para los ojos donde el juego colectivo de muchos de los mejores jugadores del mundo impuso una supremacía que derrumbó todos los esfuerzos defensivos de los paraguayos.

 

No es que los rojiblancos hayan jugado mal, su rival los arrolló, sobre todo en el segundo tiempo, pues el descuento de Lucas Barrios, que puso el tanteador 2 a 1, expandió en el campo la sombra del 2 a 2 en la serie de clasificación.

 

Dice el dicho que no hay mejor defensa que un buen ataque, si bien no siempre es cierta esta máxima, en la fría noche de Concepción, Argentina demolió a Paraguay con un ataque de novela, dejando de lado aspectos negativos de una defensa que en muchas ocasiones se desdibuja y pone en riesgo los resultados positivos.  Paraguay ensayó poner presión sobre la zona de zagueros pero eso quitó balance en el medio juego y brindó muchas oportunidades a Argentina que se permitió el lujo de golear a un rival que rara vez es goleado.

 

 

Espero sus comentarios.

Jorge Rowinsky

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]