O Opinión

Copa América: VERGÜENZA!!!

¿Y SI JUEGAN LA FINAL CHILE Y COLOMBIA Y CANCELAN EL RESTO DE LOS PARTIDOS?
Escribe Osvaldo Boscacci


Por estos días el fútbol como nunca antes está condenado a las suspicacias pero lo que hemos visto en esta Copa América no hace más que afirmar que los corruptos no se rinden y están dispuestos a seguir con sus tejes y manejes.  Un árbitro que sobre el final le saca una amarilla a Pinilla para compensar lo incompensable, que dirigió todo el partido con un reglamento para el local y otro para Uruguay, que no puede disimular que hay un objetivo y nada los detendrá para alcanzarlo, no hace más que acentuar la inmoralidad imperante.  Los honrados que aman este deporte hoy no pueden contener la indignación.  (A menos que seas cómplice porque de alguna manera te conviene que todo esto se mantenga como está o que el fanatismo, la pasión, supere la capacidad de análisis.  Y esto es comprensible, la pasión futbolera me hace entender que hoy los chilenos celebren y lo acepto como legítimo.  Pero sólo a los chilenos).


Yo se que es políticamente correcto avalar todo lo que diga el referí por más obvio que sea la transgresión (y esto lo hacen muy bien los comentaristas que transmiten para Estados Unidos en español, con una honrosa excepción).  Todo es una vergüenza.


Convengamos que los jugadores en esta suerte de moda por fingir que están heridos de muerte cuando alguien les pasa cerca –no hace falta que los toquen- contribuyen a la confusión.  Chile fue ayudado descaradamente por Pitana en el partido contra Ecuador.  Lo que vimos ayer ante Uruguay irrita a quienes no somos uruguayos, no quiero pensar cómo se sienten los que aman a la celeste.  La misma irritación que nos causó a todos el codazo artero de James Rodríguez y que vio todo el estadio menos el referí del partido, (en el mismo partido, Colombia-Perú, la trompada de Cuadrado que registraron las cámaras pudo no ser vistas por el árbitro, pero el codazo...¿? y de paso recuerdo que a Venezuela también le expulsaron a Amorebietta, uno de sus mejores jugadores porque su rival fingió que lo habían malherido cuando el jugador venezolano trató de saltarlo para evitar el choque y apenas lo rozó).  Los que fingen nunca merecen castigo.  Paradójicamente, son premiados.  Es muy ingenuo pensar que todo es casual.  Cuando nos están mostrando los extremos de corrupción que hay en el fútbol, ¿es muy disparatado pensar que nada de esto es casual?


Uno desea que les salga mal –cosa que puede ser porque existen los impoderables, y en este caso el impoderable podría ser Lionel Messi, aunque no extrañaría a nadie que se aplique el modelo Zuñiga contra Neymar en el mundial (total ni te amonestan y con un pedido de disculpas parece que todo se arregla, en fin-, retomo, uno desea que les salga mal, pero se sabe que con el deseo solo no alcanza.  La sanción a Neymar, la forma desvergonzada y cerca de lo escandaloso como se arbitraron los partidos en que jugaron chilenos y colombianos me invita a una reflexión y a proponer que cancelen todos los partidos que faltan y que la final la jueguen entre ellos.  A Brasil, Uruguay y Argentina, históricamente un escalón más arriba que el resto hay que eliminarlos.  Y para ello hay que ayudar a los que se ha decidido que lleguen a la final, en una suerte de conjura de los mediocres (futbolísticamente hablando), conjura en la que no participan los más débiles (Venezuela, Bolivia).


Es una pena que esto suceda.  La expulsión de Cavani no es una anٞécdota, de ninguna manera, es síntesis y ejemplo de todo lo dicho.  La primera amarilla, para condicionarlo, llega después de una protesta cuando le sancionan una falta que no cometió.  Eso es una provocación del árbitro hacia el jugador.  De la roja no hace falta decir nada y que cada uno juzgue la actitud del jugador chileno Jara.  ¿Incapacidad arbitral?  ¿Mala intención?  ¿Cumpliendo órdenes?  No hay pruebas para contestar estas preguntas.  En conclusión, una vez más pueden ganar los malos.  Una lástima que se haya llegado a esto.  Y que haya quienes lo avalan a pesar de que tienen claro lo que ven en el campo de juego.


Otro día escribiré –o discutiré- sobre planteos, forma de juego, decisiones de los técnicos.  Hoy, el hecho inmoral expuesto en la cancha, me supera.

 

.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]