Fran Kirby, por su madre y por el futuro del fútbol femenino inglés

"A veces puedo todavía escuchar su voz fuerte llevándome en el coche a entrenar". La inglesa Fran Kirby perdió a su madre cuando tenía 14 años. Ganar el Mundial iría dedicado a ella y también a las nuevas generaciones de jugadoras de su país.

"Queremos dejar el fútbol en un estado mejor del que tenía cuando comenzamos a jugar", insiste la futbolista del Chelsea de 25 años. "Pero si no llegamos a llenar los estadios no es fácil pedir un salario igual", afirmó.

"Las estadounidenses llenan los estadios, han ganado (tres veces) el Mundial, pueden contar con las mejores jugadoras del mundo, así que pueden hacerlo. Nosotras tenemos que ganar este Mundial para llegar a su nivel", señala.

Esta atacante está saboreando el momento. El fútbol femenino nunca ha suscitado este interés en Inglaterra y su selección comenzó ganando 2-1 a Escocia en el grupo D del Mundial-2019, donde el viernes se mide a Argentina.

Los patrocinadores comienzan a aflorar y Kirby todavía no se cree que no necesite comprar ella misma sus botas para jugar.

"Hace unos años lo teníamos que comprar nosotras mismas", recuerda. "Son pequeños detalles que valoro mucho. Somos muy humildes y a la vez estamos muy emocionadas cuando la gente quiere apoyarnos y ayudarnos", indica.

- "Falta una pieza" -

Hay una persona que le apoya especialmente y que tiene toda la confianza en ella, su seleccionador Phil Neville: "Quiere convertirse en la mejor jugadora del mundo y con la implicación que tiene es capaz de conseguirlo".

"Confía en mí y quiero responder a esa confianza lo máximo posible. Es un honor escuchar hablar a las jugadoras", se felicita.

Kirby llevó al Chelsea a un doblete Super League/FA Cup en 2017-2018 en Inglaterra, llevándose además el trofeo a mejor jugadora del año en su país y una nominación al Balón de Oro, que finalmente fue para la noruega del Lyon Ada Hegerberg.

Pero en esos momentos, la mente de Fran Kirby estaba puesta en el recuerdo de su madre, Denise, una enfermera psiquiátrica, víctima de una hemorragia cerebral.

Después del doblete de mayo de 2018, en el autocar que traía a su equipo de Liverpool, "las chicas estaban eufóricas, cantando, exultantes, y yo lloraba", confió a The Players' Tribune.

"Todo lo que quería era hacer una llamada. Había solo una persona con la que quería compartir ese momento y sabía que no podía", afirma.

"Verme ganarlo todo hubiera sido el momento más importante de su vida", continúa.

Fran Kirby asegura que piensa "en ella todos los días, sobre todo cuando las cosas van bien".

"Es como si mi vida fuera un puzzle, cada vez que todo es perfecto me doy cuenta de que falta una pieza", sentencia.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]