Chileno Nicolás Castillo acabó divorciado del gol en el fútbol mexicano

Distanciado del gol y convertido en el villano favorito del americanismo, el delantero chileno Nicolás Castillo terminó divorciado de la afición luego de las semifinales del torneo Clausura-2019 mexicano en la que su equipo, las Águilas, fue eliminado por el León.

Para contar esta historia hay que remontarse a las finales de diciembre de 2018 cuando Arturo Jiménez, representante de Castillo, se jactaba de que "no había equipo del fútbol mexicano" que no los hubiera buscado para tratar de hacer regresar al delantero andino, que había dejado una grata impresión con los Pumas antes de irse al Benfica.

En esos meses en Portugal, Castillo no la estaba pasando del todo bien, aun así "hemos sido muy claros de que no es momento de su vuelta" a México, recalcó Jiménez.

Para entonces, el chileno no había marcado gol ni en la liga portuguesa (142 minutos) ni en la Champions League (74 minutos).

Sin embargo, en México el América estaba empecinado en ficharlo y lo logró a finales de enero de 2019. El americanismo se desbordó por la llegada del delantero chileno que costó 10 millones de dólares.

Castillo llegó para ser titular y marcó cinco goles en la fase regular del torneo, uno de ellos ante el Guadalajara. Así obtuvo un poco de crédito que se le acabó muy pronto en la liguilla.

- Un remate en cuatro partidos -

Con apuros, el América venció al Cruz Azul en cuartos de final con marcador global de 3-2. Castillo fue titular en los dos juegos de la serie, pero no anotó, ni siquiera tuvo un remate serio de peligro sobre el arco rival.

Para entonces, el director técnico americanista Miguel Herrera ya era muy cuestionado por tener a Castillo como delantero fijo en detrimento de los mexicanos Oribe Peralta y Henry Martín.

Castillo volvió a salir de titular el jueves en el juego de ida de la semifinal contra León y en este partido fue en el que conectó su único remate de toda la liguilla. Al minuto 85 fue relevado y salió del campo haciendo berrinche.

"Lo de Nico es que no anda fino, pero se confía en lo que hace. Si explota está para hacer dos o tres goles", argumentó Herrera y lo volvió a alinear de inicio para el juego de vuelta.

El América necesitaba ganar el partido de vuelta a partir del 2-0 o 2-1 para avanzar a la final y la prensa arengaba a Castillo a despertar como goleador para cumplir la encomienda. "Para esto viniste", fue el título de la portada del diario Récord el domingo.

América ganó sólo 1-0 con gol del defensa paraguayo Bruno Valdez y Castillo pasó inadvertido, a pesar de haber jugado los 90 minutos.

Al final del partido y con la eliminación sufrida, Herrera lamentó la falta de contundencia del equipo en general y de la delantera en particular. "Tenemos que hablar fuerte con Nico", dijo el entrenador.

Las redes sociales explotaron en contra del chileno con comentarios como "Nicolás Castillo es un muerto en el Club América" o "Nicolás Castillo llegó como solución y terminó siendo un problema".

Este lunes por la mañana, Castillo se expresó en redes sociales. Pidió "perdón a la gente que siempre me apoyó" y fue crítico consigo mismo: "Créanme, estoy decepcionado de mí, yo en primer lugar". Minutos después borró el mensaje.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]