El fútbol femenino crece en España, la avidez en torno a él también

¡Histórico! El 17 de marzo, 60.739 aficionados acudieron al estadio Metropolitano de Madrid para un Atlético-Barcelona, estableciendo un récord mundial de afluencia para un partido de fútbol femenino, señal de un crecimiento de este fútbol, pero también de la avidez en torno a él.

Sobre el papel, la primera división femenina lo tiene todo para despegar: clubes emblemáticos cuentan con secciones femeninas, grandes patrocinadores están interesados, el campeonato ha vendido por primera vez sus derechos televisivos a un distribuidor y el público responde con miles de espectadores en estadios hasta ahora reservados a los futbolistas masculinos.

Para jugadoras hasta ahora acostumbradas a jugar en recintos modestos y poco concurridos, el récord del Metropolitano ha dejado huella.

"Son sensaciones únicas", explicó a la AFP Angela Sosa, centrocampista del Atlético, añadiendo que "sales y ves la pancarta que hacen los aficionados, el apoyo que tienes, toda la gente volcada con el equipo femenino, con el fútbol femenino. Niños y niñas con camisetas de mis compañeras, con el nombre de cada una, te hace ver cómo esta creciendo".

Ello se debe a la creación en 2015 de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) con la mayor parte de los equipos importantes españoles --y la notable excepción del Real Madrid, que sigue sin conjunto femenino--. La ACFF recibió el apoyo logístico de la Liga española (LaLiga), organizadora del campeonato masculino y que atribuyó 2 millones anuales al campeonato femenino.

- Patrocinios y televisiones -

A ello se añade el apoyo del gigante español de la energía Iberdrola, que aporta 2 millones de euros anuales para poner su nombre a la competición, según la prensa. El grupo, antiguo patrocinador de la 'Roja' masculina, afirma haber reorientado en 2015 todo su presupuesto de patrocinio hacia 16 disciplinas de deporte femenino, entre ellas el fútbol.

Y las audiencias subieron: en marzo, el partido femenino Atlético-Barça superó los 300.000 telespectadores. Unos días antes, la productora Mediapro, que emitía gratis la "Liga Iberdrola" a cambio sólo de los costes de producción, dio un paso más comprando los derechos televisivos de las tres próximas temporadas por 3 millones de euros anuales.

"Más recursos implica mejores condiciones a todos los niveles, mejora las condiciones de la jugadoras, de los desplazamientos, de los entrenamientos", se alegra Pedro Malabia, director del fútbol femenino de LaLiga.

"Permite consolidar esta inversión que están realizando los clubes, porque actualmente es una actividad deficitaria, que consume más recursos de los que genera por ahora", añadió.

Pero subraya que es una disciplina con un "valor innegable" en términos de imagen de marca.

"Uno de nuestros objetivos era darle más visibilidad al fútbol femenino y tratar de meter el fútbol en los hogares de todos los españoles", explica Elisa Yarte, responsable de patrocinios de Iberdrola.

"Hacerles referentes en la gente joven, la sociedad, crear estas figuras con estos valores del fútbol y el trabajo en equipo", añadió.

- Recuperar la iniciativa -

¿El precio del éxito? La iniciativa de la Federación Española (RFEF) de recuperar este ámbito y que aprobó a finales de abril una nueva estructura de competición para la próxima temporada.

La RFEF prevé que la nueva primera división femenina, clasificatoria para la Liga de Campeones, se cree a partir de los equipos de la Liga Iberdrola, sobre la base de la voluntariedad.

"Es un deseo que Iberdrola sea el sponsor titular de la (nueva) competición oficial", explicó el secretario general de la RFEF, Andreu Camps.

De fondo se perfila el asunto del control del maná televisivo: la RFEF recordó en un comunicado que, según su reglamento interno, es la detentora legítima de los derechos de televisión del fútbol femenino.

En respuesta, la ACFF mostró "su rechazo y su preocupación" por un proyecto que considera "precipitado e improvisado", aunque diciéndose dispuesta a negociar.

En resumen, a cuatro meses de la nueva campaña, la incertidumbre se mantiene para temor de las jugadoras: "Espero que la decisión que al final se tome sólo sea para ayudar al fútbol femenino, por hacer que crezca, y no que nos quedemos estancados", dijo Angela Sosa.

Misma preocupación por el lado de Iberdrola, que no quiere hacer comentarios sobre el conflicto: "Estamos convencidos que en septiembre tendremos un torneo competitivo, técnicamente muy bueno e Iberdrola seguirá apostando", dice Yarte.

En cuanto al seleccionador Jorge Vilda, concentrado en su participación en el Mundial femenino de Francia (7 junio-7 de julio), confía en que prevalezca el sentido común: "Creo que al final todos se van a poner de acuerdo por el fútbol femenino, todos quieren lo mejor para el fútbol femenino".

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]