Un Sevilla irregular cumple con lo mínimo para pasar a octavos de Champions

El Sevilla volvió a mostrar la irregularidad que le caracteriza esta temporada para arrancar un empate en su visita al Maribor (1-1) y clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones.

El brasileño Marcos Tavares adelantó a los eslovenos en el primer tiempo (10) y su compatriota Ganso marcó el empate para el equipo sevillista (75).

El Sevilla necesitaba al menos un empate en Eslovenia para asegurarse su clasificación, sin depender de que Spartak de Moscú no ganase en Liverpool, pero el equipo español, pese a lograr el objetivo, volvió a dejar en evidencia la irregularidad que está teniendo esta temporada.

Pese a todo, el pase de los españoles no corrió peligro por el descalabro del Spartak en Anfield (7-0).

"Objetivo cumplido, el objetivo era pasar esta fase. Hay un montón de circunstancias que hicieron que el juego fuera en el primer tiempo un poco más lento de lo que queríamos, había muy pocos espacios", declaró tras el partido Ernesto Marcucci, que ejerce de entrenador sevillista por la baja por enfermedad de Eduardo Berizzo, operado de un cáncer de próstata.

El técnico destacó el gol de Ganso, que no es un habitual en las alineaciones del Sevilla: "Es su especialidad, encontrar esa pelota que encontró".

Ante un rival ya eliminado pero deseoso de despedirse de la competición dando una alegría a sus aficionados, el Sevilla fue un espejismo, a merced de los locales. que abrieron el marcador con un cabezazo de Tavares a puerta vacía, en un grave error de la defensa española (10).

Lejos de reaccionar, los andaluces tuvieron suerte de no llegar a la pausa con un marcador en contra más amplio, ya que el Maribor contó con al menos cuatro claras ocasiones para haber marcado un segundo gol: Aleks Pilher en el 18 y el 29, Damjan Bohar (31) y Tavares (41).

- Reacción tras la pausa -

Tras la pausa, el Sevilla sí pareció reaccionar y dio un paso adelante en búsqueda del empate. Primero la tuvieron el argentino Ever Banega y Pablo Sarabia, con dos remates consecutivos rechazados por Jasmin Handanovic (49).

El arquero esloveno, primo del portero del Inter de Milán Samir Handanovic, fue decisivo en el gol del empate sevillista, ya que un disparo desde la frontal de Ganso, centrado y no demasiado potente, se le coló al guardameta por debajo del cuerpo (75).

Tras el empate, el Sevilla buscó la victoria con la tranquilidad de saber que tenía la clasificación en el bolsillo y pese a no lograr el triunfo, los andaluces se marcharon de la cancha con la felicidad del pase.

"A esta altura elegir rival sería mucho pedir", declaró Marcucci al ser preguntado por el sorteo para los octavos, que se celebrará el lunes en Nyon (Suiza) a partir de las 11h00 GMT.

Con los resultados de este miércoles, el Liverpool acaba como primero de grupo con 12 puntos, el Sevilla segundo con 9 y el Spartak tercero con 6, mientras que el Maribor cierra la llave con 3 unidades.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]