Robinho, condenado a 9 años de cárcel en Italia por una violación en grupo

El futbolista brasileño Robinho, delantero del Atlético Mineiro y exjugador de grandes equipos europeos como el Real Madrid y el Milán, fue condenado el jueves en Italia a nueve años de prisión por una violación en grupo, publicaron medios italianos.

El suceso se remonta a enero de 2013, cuando el delantero vestía los colores del AC Milan. Un tribunal de la ciudad italiana le consideró culpable de violación grupal a una mujer de 22 años, de nacionalidad albanesa.

Cinco amigos del futbolista brasileño estaban acusados por los mismos hechos. Uno ellos fue también condenado a nueve años de cárcel, mientras que el juicio a los otros cuatro se suspendió porque se encuentran prófugos de la justicia.

Según el diario Il Corriere della Sera, Robinho y sus cinco amigos incitaron a beber a la mujer "hasta el punto de dejarla inconsciente e incapaz de resistirse". Después, mantuvieron presuntamente con ella "relaciones sexuales múltiples y consecutivas".

El tribunal de Milán también ordenó a los condenados pagar a la víctima una indemnización de 60.000 euros (71.000 dólares).

Tras conocerse la noticia, el jugador publicó un escueto mensaje en sus perfiles oficiales de Instagram y Facebook reiterando su inocencia, como ya había hecho cuando el caso saltó por primera vez a los medios, en 2014. Y su abogado anunció que ya se inició la presentación de un recurso de apelación.

"Sobre la noticia que involucra al atacante Robinho, en un hecho ocurrido hace algunos años, aclaramos que él ya se defendió de las acusaciones, afirmando no tener ninguna participación en el episodio", afirma la nota.

"Se han tomado todas las medidas legales sobre esta decisión de primera instancia", agregó el abogado. El fiscal había pedido una pena de diez años de cárcel para el brasileño. La sentencia queda en suspenso mientras se examinan los recursos.

Esta no es la primera denuncia de este tipo a la que hace frente el atacante, quien llegó a ser detenido brevemente en 2009 después de que una joven le acusara de una presunta agresión sexual en un club nocturno de Leeds, en el norte de Inglaterra.

El brasileño, que jugaba entonces en el Manchester City, siempre se declaró inocente y fue liberado bajo fianza. Tras la investigación, acabó quedando también libre de cargos.

El delantero, que tiene ahora 33 años y milita en el Atlético Mineiro desde 2016, disputó un centenar de encuentros con la Seleçao de su país, con la que fue campeón de las Copas de las Confederaciones de 2005 y 2009, y de la Copa América de 2007.

Empezó a despuntar en el Santos (2002-2005), desde donde dio el salto a Europa, donde jugó en el Real Madrid (2005-2009), el Manchester City (2008-2010) y el Milan (2010-2014), con dos breves etapas más en el Santos (2010-2011 y 2014-2015). En 2015, fichó por el Guangzhou Evergrande chino, antes de unirse al Atlético Mineiro.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]