Costa Rica decepciona en su gira europea con otro tropiezo ante Hungría

Costa Rica, tras su estrepitosa derrota 0-5 ante España el sábado, volvió a decepcionar en el último partido de su gira europea al caer este martes 1-0 ante Hungría, en Budapest.

Tras la goleada en Málaga (sur), el cuadro que dirige Óscar Ramírez sigue sin convencer a la afición y a la prensa, que ve cómo sigue bajando el rendimiento del equipo como se venía observando desde que disputó los últimos partidos del hexagonal final de la Concacaf, que le dio una plaza al Mundial del próximo año.

La crítica es más severa por las falencias mostradas en los dos encuentros, con jugadores faltos de ritmo que no terminan de entenderse en el campo de juego.

El partido de este martes, en el que Hungría no mostró gran superioridad, dejó en evidencia una vez más las deficiencias en todas sus líneas del cuadro costarricense. Ramírez ha insistido en que estos partidos son para observar jugadores.

El gol de Hungría fue obra de Nemanja Nicolic, en el minuto 36, quien desvió un tiro libre cobrado por Roland Ugrai. El equipo europeo fue superior en los primeros 45 minutos, ante un cuadro costarricense escaso de ideas en la media cancha y en la ofensiva y numerosos problemas en la línea defensiva, como también lo evidenció ante España.

En el primer tiempo, Hungría dominó el partido, con internadas por las bandas que sorprendieron siempre a la línea de defensa de Costa Rica, que apenas lograba evitar un marcador más abultado.

En el segundo periodo Ramírez introdujo algunos cambios, como el defensa Francisco Calvo por Oscar Duarte y Christian Bolaños por Daniel Colindres, que le dieron mayor movilidad en la ofensiva, con un Celso Borges con mayor protagonismo, pero sin que llegara el gol del empate.

Esta mejoría se notó en dos potentes remates, uno de Bryan Oviedo, en el 71, que el portero húngaro logró desviar al tiro de esquina, y otro de Christian Bolaños, recién ingresado al campo, en el 78, que el guardameta Dibuzs logró atrapar. Estas acciones supusieron los mayores peligros que llevó Costa Rica al equipo húngaro, que lució bien organizado en todas sus líneas.

En el equipo presentado este martes, Ramírez introdujo siete cambios respecto al once que jugó ante España, con algunos debutantes y otros que escasamente fueron alineados durante los partidos eliminatorios hacia el Mundial de Rusia.

Alineaciones:

Hungría: Dénes Dibuzs, Barnabás Bese, Paulo Vinícius (Zsolt Korcsmár 10?), Tamás Kadar, János Szabó, Dániel Nagy, Roland Barga, Maté Patkai, Roland Ugrai (Zoltán Stieber 88?), Tamás Priskin (Daniel Bode 59?) y Nemanja Nikolic (Dávid Márkvart 82). DT: Georges Leekens.

Costa Rica: Leonel Moreira, Cristian Gamboa (Bryan Oviedo 59?), Oscar Duarte (Francisco Calvo 51?), Giancarlo González, Kenner Gutiérrez, Rónald Matarrita, Osvaldo Rodríguez, Celso Borges, Rodney Wallace (Guillermo Ortiz 60?), Daniel Colindres (Christian Bolaños 75?) y Johan Venegas (Ulises Segura 66?). DT. Óscar Ramírez.

Árbitros: Alexander Harkam auxiliado por Walter Staudingen y Andreas Witschnigg, todos austriacos. Amonestó con amarillas a Borges (35) y Priskin (46).

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]