Juicio FIFA: testigo describe sórdida red de corrupción de exjerarcas de Conmebol

Como reyes, todopoderosos jerarcas del fútbol como el argentino Julio Grondona o el brasileño Ricardo Teixeira llegaban en jet privado a la sede de la Conmebol en Asunción, tenían varios Mercedes Benz esperándolos y no pasaban por aduanas ni migraciones.

Y hasta 2015, cuando el gobierno estadounidense pidió el arresto de un puñado de jerarcas del fútbol de las Américas en un lujoso hotel de Suiza y destapó un inmenso escándalo que tumbó a la cúpula de la FIFA, se embolsaban millones en sobornos, relató el martes un empresario deportivo argentino en el juicio de corrupción de la FIFA.

A cambio, la Conmebol otorgaba a las empresas deportivas sudamericanas y estadounidenses como Fox Panamerican Sports, que pagaban las coimas, contratos de televisación y marketing de la Copa América, la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, contó Alejandro Burzaco, expresidente de la empresa Torneos y Competencias (TyC).

También vendían sus votos en la FIFA para elegir las sedes de la Copa del Mundo, como Catar-2022, aseguró.

Burzaco es uno de los 42 acusados en el megaescándalo FIFA que ahora colabora con la acusación. Era mano derecha del poderoso exjefe del fútbol argentino Julio Grondona, fallecido en 2014, y conocía todos los bastidores de la Conmebol, gracias a la cual amasó una fortuna.

Se entregó a la justicia en noviembre de 2015 y aceptó pagar una compensación de 21 millones de dólares. Fue interrogado por el fiscal Sam Nitze como testigo del gobierno en el juicio a tres poderosos exjerarcas del fútbol sudamericano que insisten en su inocencia, y a quien este empresario asegura haber pagado millonarios sobornos.

Se trata del expresidente de la Conmebol Juan Ángel Napout, de Paraguay, el exjefe del fútbol brasileño José Maria Marín y el exjefe del fútbol peruano Manuel Burga.

- Discusión en el baño -

El exjefe del fútbol brasileño Ricardo Teixeira, Grondona y el paraguayo Nicolas Leoz, expresidente de la Conmebol, integraban el comité ejecutivo de la FIFA y, en diciembre de 2010, votaron por Catar-2022 a cambio de sobornos de más de un millón de dólares, contó Burzaco.

En un momento de la votación, Leoz había ido al baño y Catar no llegaba a tener los votos necesarios. Teixeira y Grondona lo fueron a buscar, lo sacudieron y le preguntaron "¿Qué estás haciendo? ¿Quién no está votando por Catar" como convenido?, relató Burzaco.

Leoz volvió a la sala, hubo otra votación y Catar fue electo sede del Mundial-2022.

Burzaco, que intenta reducir su sentencia, relató en unas siete horas de testimonio que hasta 2015 la cúpula de la Conmebol negociaba sistemáticamente contratos que no le convenían, a cambio de sobornos que engordaban los bolsillos de los 10 presidentes de las federaciones sudamericanas.

"Las coimas eran algo habitual", contó, y dijo que permitieron a T&T -joint venture para los derechos de las Copas Libertadores y Sudamericana entre TyC y, desde 2002, Fox Panamerican Sports- obtener la extensión de los derechos de estos torneos de 2015 a 2018, y luego a Torneos hacerse con todos los derechos de 2019 a 2022.

Pagando coimas de entre 600.000 y 1,2 millones de dólares anuales a cada integrante de la cúpula de la FIFA, T&T ganaba "una extensión de sus contratos hasta 2018, y evitaba una potencial competencia", según Burzaco. Fox Sports logró con esta ampliación ganar peso y extender su distribución de Estados Unidos al sur de Argentina por cuatro años más, señaló.

Como parte de este acuerdo, T&T pagó hasta 900.000 dólares anuales a Marín y al brasileño Marco Polo del Nero, que reemplazaron a Teixeira tras su renuncia a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), dijo Burzaco.

Datisa -empresa conjunta entre Full Play, Traffic Brasil y TyC- también acordó pagar sobornos por 30 millones de dólares a los 10 principales jerarcas de la Conmebol por cada edición de la Copa América 2015, 2019 y 2023 (con la Copa América Centenario 2016 incluida), afirmó.

Aseguró que Marín y Marco Polo del Nero -que reemplazaron en dúo a Teixeira- compartieron tres millones de dólares, mientras Napout y Burga recibieron un millón cada uno.

La Conmebol anunció el jueves que rescindió su contrato con Datisa al conocerse confesiones de hechos de corrupción.

- Casi todas -

Entre 2006 y 2015, TyC tenía varios socios como Fox Sports USA, el grupo mexicano Televisa, la brasileña TV Globo, la española MediaPro, la argentina Full Play y el grupo argentino Clarín.

Consultado por el fiscal sobre cuáles pagaban sobornos a cambio de contratos, respondió: "Que yo sepa todas las compañías, a excepción de Clarín".

Burzaco explicó que las coimas eran pagadas en efectivo en sobres o bolsos, en depósitos en cuentas de Suiza -con la ayuda de bancos que suministraban contratos falsos- o Andorra o en casas de cambio de Buenos Aires.

El contrato de 2008 está firmado entre otros por James Ganley, exalto responsable de Fox Panamerican Sports, una de las principales televisiones del mundo con programación deportiva en español y socia de T&T.

TyC es una de las tres empresas acusadas en el megaescándalo FIFA, pero tiene un acuerdo con el gobierno, que ha aplazado su proceso.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]