Los jefes de la comisión ética de la FIFA ven en su cese un revés para la lucha anticorrupción

El cese de los jefes de la Comisión de Ética de la FIFA es "un revés para la lucha contra la corrupción", declaró este miércoles en Baréin el suizo Cornel Borbely, uno de los dos responsables afectados por la decisión.

La resolución de no renovar el mandato de los dos responsables, anunciada el martes, "va contra la buena gobernanza", agregó Borbely, que se preguntó sobre el destino de los "centenares de casos en curso de instrucción".

La FIFA decidió el martes no renovar los mandatos de los dos presidentes de su Comisión de Ética, el suizo Cornel Borbely y el alemán Hans-Joachim Eckert, que estuvieron implicados en la suspensión de Sepp Blatter y Michel Platini.

Esta misma comisión había abierto en 2016 "una investigación preliminar contra Gianni Infantino", presidente actual de la FIFA, tras unas informaciones que se filtraron sobre la utilización de aviones privados. Este proceso fue después archivado.

Tras esta decisión, que debe ser todavía formalmente confirmada el jueves por las 211 federaciones miembros de la FIFA, la magistrada colombiana María Claudia Rojas sucederá a Borbely como presidenta de la cámara de instrucción.

El griego Vassilios Skuris, expresidente del Tribunal Europeo de Justicia, se convertirá en presidente de la cámara de enjuiciamiento para suceder a Eckert. "El trabajo de la Comisión de Ética no convenía a algunos empleados y responsables de la FIFA", añadió Borbely.

- Transparencia en el trabajo -

"No es un gran día para la FIFA", también comentó Eckert, que recuerda que la comisión había aportado "más transparencia en su trabajo", obteniendo el derecho de transmitir algunas informaciones a la prensa.

"Nos hemos quedado asombrados por el proceso" de no renovación del mandato. "Nos hemos enterado por la prensa", añadió Borbely, cuando el desarrollo de este tipo de medidas prevé "un preaviso de cuatro meses".

"Nuestra marcha no era necesaria y está basada únicamente en motivaciones políticas", indicó el magistrado suizo, especialista en la lucha contra la criminalidad económica.

El antiguo fiscal del cantón de Zúrich, en referencia a los "centenares de dosieres de instrucción que están todavía en curso", aseguró que no habrá "sabotaje", pero se preguntó sobre el curso que seguirán estos casos.

Los dos hombres, que iban a acudir el miércoles a una reunión de un grupo de trabajo sobre ética, anularon su participación. En lugar de asistir, como estaba previsto, el jueves al 67º congreso, regresarán a Suiza este miércoles.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]