Cuando la Naranja fue más mecánica que nunca

Países Bajos en el mundo fútbol, se le conoce también como “La Naranja Mecánica”, a razón de la película dirigida por Stanley Kubrick y la aparición de la selección con camiseta naranja en el mundial de Alemania 1974, que practicó un fútbol superlativo, se le denominó como el “Fútbol total”, la misma fue dirigida por Rinus Michels y dentro del terreno de juego fue encabezado por Johan Cruyff.          

En aquel mundial logró el sub campeonato, cayendo ante el local por 1 -2, cuatro años después, en Argentina, también llegó a la final, perdiendo nuevamente ante los anfitriones, pero por 1 – 3, en el 2010 en Sudáfrica, también quedó en la puerta de la gloria, sucumbió ante España por 0 - 1.   

A partir de estas actuaciones, por lo general, a Países Bajos se le tiene como favorito en los diferentes certámenes que disputa, pero nunca lo pudo confirmar,

Pero el momento de mayor gloria, llegó, fue la Eurocopa de 1988 disputado en Alemania, la “Naranja Mecánica” tenía en el banquillo, nuevamente a Rinus Michels, pero ahora entre sus estrellas  contaba con Marco Van Basten y Ruud Gullit, entre otros.

El formato del certamen indicaba que había dos grupos de cuatro selecciones, los dos primeros de cada uno clasificaban a las semifinales, y los ganadores disputarían la final.

Países Bajos se encontraba en el grupo B, junto a Unión Soviética, Inglaterra e Irlanda.

Su debut fue ante Unión Soviética, se vio sorprendida y cayó por 0 -1, gol de Rats (52m).

Ya no le quedaba margen de error, debía triunfar ante los países de la Isla Británica, Inglaterra esperaba en la segunda fecha, los ingleses se toparon contra un formidable Van Basten, que con un hattrick alcanzó para la victoria por 3 a 1.

La presión continuaba, Irlanda, rival de la tercera jornada, tenía tres unidades, contra dos de Países Bajos, tenía que triunfar para lograr el pasaje a las semifinales, el gol del triunfo llegó a ocho minutos del final, Kieft fue el responsable.

Los clasificados por el grupo B, fueron Unión Soviética y Países Bajos, mientras que por el grupo A, los semifinalistas fueron Alemania e Italia.

Los cruces eran, Alemania – Holanda, y Unión Soviética – Italia.

Países Bajos y Alemania repetirían lo de catorce años antes por el Mundial, pero el resultado fue muy diferente, la “Naranja Mecánica” dio vuelta el encuentro, comenzó perdiendo tras gol de tiro penal de Lothar Matthaus, pero también por la vía del penal, Koeman igualó, y Van Basten puso el desnivel a dos minutos para el final.

Países Bajos, sacó del torneo al local, el máximo favorito y se prestaba a conquistar Europa, en su frente, un viejo conocido, Unión Soviética, quién había triunfado en la apertura de la serie.

Pero el 25 de junio, Países Bajos demostró ser la “Naranja Mecánica” en su máxima expresión, triunfo de forma clara y categórica por 2 a 0, dejando para el recuerdo los goles marcados, estupendo golpe de cabeza de Ruud Gulllit a los 32 minutos, y la inolvidable bolea de Marco Van Basten a los 54 minutos que dejó sin efecto al excelente arquero soviético Rinat Dasáyev.

Hasta el arquero, Van Breukelen se agigantó y evitó el descuento tras atajarle el disparo penal a Belanov, la historia no sería modificada y los Países Bajos, levantaron la Eurocopa por primera vez en su historia.

 

GolTV LatinoAmérica

Programación
programacion@goltv.tv

Ventas Afiliadas
ventas-latam@goltv.tv