Mascotas de las Copas del Mundo

A partir del mundial de Inglaterra 1966, las mascotas formaron parte de las diferentes copas del Mundo, la pionera se llamó “Willie” y era un leoncito con la camiseta del Reino Unido.

Mundial tras mundial, el público espera cuál será la figura que represente a cada magno torneo, la que más aceptación tuvo en la gente, fue “Naranjito” de España 1982, era una naranja con la indumentaria de la selección española, a diferencia de cuatro años antes, para la Copa del Mundo de Argentina que habían utilizado la figura de un niño con ropa de gaucho, “Gauchito Mundialista”


Volviendo a “Naranjito”, sus creadores fueron José María Martín Pacheco y María Dolores Salto, dos creativos publicistas de Sevilla, el Comité Organizador vendió su diseño en 1.400 millones de pesetas a una empresa de merchandising.
Se llegó a una naranja (fruta por demás representativa en la zona de Valencia y Murcia) para evitar caer en un “Toro o una pandereta”.

En primera instancia, “Naranjito” no tuvo una buena aceptación, mejor dicho, tenía aspectos más negativos que positivos, pero a medida que fueron pasando los días, se transformó en la más emblemática mascota de las Copas del Mundo, supo tener una serie de dibujos animados,  junto a su novia Clementina y su amigo Citronio (un limón), se llamaba “Fútbol en Acción” y era emitida por la Radio Televisión Española.

Para el público español, “Naranjito” fue lo único positivo que dejó “su copa del mundo” ya que la selección quedó eliminada en segunda ronda (formaba grupo con Alemania e Inglaterra).

En 1986, México volvía a recibir una Copa del Mundo, apenas 16 años antes, habían sido anfitriones, recordado más por el fútbol desplegado por Brasil, para muchos la mejor selección de todos los tiempos, que por su mascota, la misma era “Juanito” un niño con sombrero tradicional mexicano.
Para el segundo mundial desarrollado en tierras aztecas, la figura representativa se llamó “Pique”, la imagen de un chile jalapeño, con camiseta de fútbol, sombrero de mariachi y bigotes.

Italia 90, tuvo dos características muy representativas, y con una aceptación muy diferente, supo tener la mejor canción (para muchos la mejor de la historia de las Copas del mundo), llamada “Un’estate Italiana”, entonado por Gianna Nannini y Edoardo Bennato, en contra posición, la mascota fue de las peores que se hayan creado, se llamó “Ciao” (Hola, en italiano), era una figura formada por barras con los colores de la bandera de Italia y la cabeza era una pelota de fútbol.

Estados Unidos tomó la figura de un perro futbolista (Striker) para su mundial de 1994, Francia en 1998 no dejó pasar la oportunidad de utilizar la imagen del Gallo (símbolo tradicional francés), con la camiseta de la selección, su nombre era “Footix”.

Para Corea – Japón 2002, aparecieron las figuras, futuristas, eran tres mascotas que se llamaban Los Spheriks: Ato, Kaz y Nik.

En Alemania 2006, se volvieron los animales, era un león con camiseta de fútbol, de nombre “Goleo” y estaba acompañado por una pelota de nombre “Pillie”, a diferencia del anterior mundial disputado en tierras alemanas en 1974, que habían sido dos niños cuyos nombres eran “Tip y Tap”

El primer mundial en África, se llevó a cabo en Sudáfrica, la mascota se llamó “Zacumi”; era la figura de un leopardo africano, muy común por esas tierras.

En el 2014, los mundiales volvieron a tierras americanas, más precisamente Brasil (repetía, ya que se desarrolló en 1950), la mascota era un armadillo brasileño, se denominó “Fuleco” (Fútbol y Ecología).

Rusia 2018, también tuvo la figura de un animal como mascota, fue un lobo vestido con la camiseta del mundial, de nombre “Zabivaka”.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]