"La chilena", de las mejores formas de anotar un gol

Cuando hablamos de “chilena” en un partido de fútbol, todo el mundo futbolístico asocia directamente a esa pirueta que se hace en el aire donde se patea la pelota cuando el cuerpo se encuentra en posición casi horizontal.

Fue bautizada de esta manera, ya que se le adjudica al español, nacionalizado chileno Ramón Unzaga Asla, que la inventó en una cancha del puerto chileno de Talcahuano en enero de 1914.

Hay otras versiones que manejan que nació en Perú, en el Puerto de Callao, como a los que viven en esa región incaica se le denomina “chalacos”; se le llamó “chalaca”.

También se maneja el nombre del jugador trasandino David Arellano como el creador de las “chilenas”, a su vez fue uno de los fundadores del popular equipo Colo Colo en el año 1925 (a la institución se le llamó así en honor a un indio Mapuche),

Pero le llegó la muerte de forma prematura en una Gira realizada por el equipo del Cacique en el Viejo Continente en el año 1927 (emulando a Nacional de Montevideo y Boca Juniors de Argentina que la habían realizado tiempo antes), en unos de los encuentros recibió un golpe de un rival en un salto que había realizado para cabecear, se jugó el 2 de mayo en la ciudad de Valladolid, falleciendo al día siguiente a consecuencia de una peritonitis

Pero independientemente de quién la haya inventado, sin lugar a dudas, es de las jugadas más hermosas que se practican en el fútbol, y más cuando la misma termina con el balón en el fondo de las mallas.

A lo largo de la historia, varios futbolistas han utilizado la “chilena”, como recurso, tanto defensivo o mismo los delanteros como forma de remate al arco, uno de los que se han destacado en este rubro fue el goleador mexicano Hugo Sánchez que la tuvo como una marca registrada en la Liga Española, particularmente con la camiseta del Real Madrid, al punto tal, que en el país europeo se denominaba la “Huguiño”.

Existió una chilena que quedó grabada en el fútbol del Rio de la Plata, ya que la genialidad estuvo a cargo de un uruguayo, Enzo Francescoli, jugando con la camiseta de River Plate de Argentina.
Se disputaba una edición de las históricos partidos de Verano en la ciudad de Mar del Plata (Argentina), el enfrentamiento fue entre el equipo de la banda roja y Polonia, que se encontraba de gira como preparación para el Mundial de México de 1986, el encuentro lo estaba ganando la selección europea por 4 a 2, pero en tan sólo ocho minutos, los dirigidos por Héctor “Bambino” Veira lo dieron vuelta, siendo la frutilla de la torta la acrobacia del oriental, el zaguero Oscar Ruggeri le bajó el balón en el área grande, y el “Flaco” dominó la pelota con el pecho, y realizó la perfecta pirueta para colocar el balón sobre el palo izquierdo del arquero polaco, golazo, y delirio de las treinta mil personas que se encontraban en el Estadio José María Minella, fue un amistoso pero quedó en la posteridad como si hubiera sido un encuentro oficial.

Los años pasarán, los encuentros se continuarán jugando, y la “chilena” seguirá siendo la más hermosa acrobacia para marcar un gol.

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]