Argentina apuesta al aliento de La Bombonera para jugarse su suerte ante Perú

El aliento atronador que ha dado fama a La Bombonera, el mítico estadio de Boca Juniors en Buenos Aires, intentará inspirar a Argentina e intimidar a Perú para el partido clave de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Rusia 2018, torneo que podría quedarse sin Lionel Messi.

El partido del 5 de octubre por la penúltima fecha de la clasificatoria entre Argentina y Perú "se juega en el estadio de La Bombonera", dijo el Director Deportivo de la Federación Paruana de Fútbol (FPF), Juan Carlos Oblitas.

En declaraciones al diario en línea de El Comercio, Oblitas manifestó que recibió el documento oficial de la FIFA confirmando que el estadio del Boca Juniors "está activo y no presenta problemas de seguridad".

El equipo del DT argentino Ricardo Gareca, que viste iguales colores que el club argentino River Plate -archirrival de Boca-, había expresado entre sus argumentos contra La Bombonera el episodio de gas pimienta contra jugadores "millonarios" en un superclásico de la Copa Libertadores 2015 que le costó la descalificación al auriazul.

En cambio, no recordó que fue en esa cancha que un empate Argentina-Perú (2-2) dejó afuera a la albiceleste del Mundial de México-1970.

Bajo el impacto de un empate con sabor a derrota ante Venezuela (1-1) el pasado 5 de septiembre en el Monumental, los argentinos volvieron a sumergirse en debates sobre el destino incierto de su selección.

- Buscando inspiración -

La afición argentina reclama desde la exclusión de todos los futbolistas que juegan en Europa hasta el cambio de escenografía, un pedido del que se hizo eco el propio DT Jorge Sampaoli.

En zona de repesca con 24 puntos, Argentina vive como crucial el partido de local con Perú. Luego tiene una difícil parada al visitar a Ecuador en Quito para el cierre de la serie eliminatoria cinco días después.

No es la primera vez que aparece la crítica al ambiente poco fervoroso del Monumental, el estadio de River para 60.000 espectadores pero donde el césped está separado de las tribunas por una pista de atletismo que aleja a las hinchadas de los jugadores.

Todo lo contrario ocurre en la Bombonera, llamada así por su forma redonda, que genera una sensación muy particular de cercanía entre la cancha y las gradas. La Bombonera "late", dicen los hinchas de Boca Juniors.

Mientras el Monumental, ampliado para el Mundial de Argentina-1978 y donde el local se consagró campeón ese año, es el escenario habitual para la selección, la Bombonera, con unas 12.000 plazas menos, hace 20 años que no acoge a la albiceleste para un partido por los puntos.

La última vez fue el 16 de noviembre de 1997 que terminó en 1-1 contra la selección de Colombia de Carlos 'el Pibe' Valderrama y Fernando Cáceres, por las eliminatorias al Mundial de Francia-1998.

Hubo en 2012 un cruce con Brasil en el superclásico de las Américas con triunfo de Argentina por 2-1 y serie de penales, pero no fue por los puntos de las eliminatorias.

"Es un estadio único, te quedás quieto y el piso tiembla, eso no lo vi en ningún otro lado. Cuando empiezan a saltar, se mueve. Tienen que jugar en Boca", había dicho el exjugador Juan Román Riquelme cuando en 2016 el entonces DT de Argentina, Edgardo 'Patón' Bauza, había imaginado ir a la Bombonera para enfrentar a Chile, pero no ocurrió.

El actual DT de Boca, Guillermo Barros Schelotto, coincidió en que "es un escenario único, sería espectacular". Menos entusiasta, el entrenador de River, Marcelo Gallardo, sentenció: "El tema es el juego. El estadio es un debate menor".

Tras un fin de semana en el que todos los delanteros de la selección anotaron goles en sus propios clubes, otra vez surge la pregunta: ¿qué pasa cuando los astros que iluminan el firmamento del fútbol europeo se ponen la casaca albiceleste?

GolTV LatinoAmérica

Programación
[email protected]

Ventas Afiliadas
[email protected]