Un partido estrella de la liga sueca, aplazado tras un intento de amaño

El partido entre el Göteborg y el AIK, dos de los mejores equipos del campeonato de Suecia, fue aplazado este jueves tras un intento de corrupción denunciado por un jugador, anunció la Federación Sueca de Fútbol (SvFF).

"Un jugador del AIK fue contactado por lo que se sospecha es una persona que trataba de amañar el partido y que le ofreció una importante cantidad de dinero", señaló la Federación en un comunicado que precisa que la nueva fecha del encuentro, que iba a disputarse este jueves, se decidirá más adelante.

"Con amenazas veladas, esta persona reclamaba a cambio que el jugador levantara el pie del acelerador", añadió, sin precisar el nombre del futbolista en cuestión.

Según indicó en un primer momento al diario Göteborgs-Posten el director deportivo del IFK Göteborg, Mats Gren, ese jugador es el arquero del AIK, el greco-canadiense Kenny Stamatopoulos.

Pero luego, en una rueda de prensa en Göteborg, Mats Gren dijo que había hablado demasiado pronto y que en realidad "varios jugadores" del AIK habían sido contactados, sin precisar si Stamatopoulos era uno de ellos.

Varios responsables del fútbol sueco y un dirigente del AIK rechazaron hacer comentarios sobre este asunto este jueves en una rueda de prensa en la sede de la Federación.

La SvFF, informada este jueves, contactó inmediatamente con la policía, que abrió una investigación.

"Conociendo esa información no podemos garantizar que el partido entre el IFK Göteborg y el AIK (...) se juegue de manera deportiva", declaró el secretario general de la Federación, Hakan Sjöstrand, citado en el comunicado.

- Precedentes preocupantes -

"Supone un ataque muy grave contra el fútbol sueco (...) Eso no lo aceptaremos nunca y es importante que reaccionemos contundentemente", subrayó.

La fecha en la que se disputará finalmente el partido se decidirá más adelante.

El IFK Göteborg, segundo club con más títulos de Suecia, es el único que ha ganado una competición europea (la Copa de la UEFA -actual Europa League- en 1982 y 1987).

Ha empezado mal su temporada, siendo undécimo tras ocho partidos. El AIK, club de las afueras de Estocolmo, es sexto.

En los últimos años, se han revelado otros casos de partidos amañados en beneficio de apostantes en Suecia, aunque las investigaciones no siempre han dado frutos.

En 2015, un jugador serbio fue condenado a prisión -con aplazamiento de cumplimiento de pena- y a una multa por complicidad en corrupción activa, después de haber intentado convencer a tres rivales de no jugar al máximo en un partido de la segunda categoría.